resultats

ALEVIN D,EL CAMPEON SILENCIOSO.

Esta mañana en el Campo Municipal Fundación Flors el Alevín D del Club Esportiu Vila-real se proclamó campeón de la liga M-3 de Castellón.

Durante las primeras 18 jornadas el equipo azul no bajó nunca de la primera plaza, pero la presión por mantener dicha posición nos afectó un poco en el juego del equipo y  desde la jornada 19 a la 26 tras una serie de malos resultados, estuvimos a caballo entre la segunda y cuarta plaza, en un pelotón de cabeza formado por cuatro equipos (Soneja, Onda d, Almenara y nosotros).

Tras tocar fondo en Segorbe en un partido para olvidar y en un horario intersemanal  poco apropiado, tras su correspondiente viaje en bus sin tener tiempo ni para calentar, el equipo perdió y tocó fondo.

Después de esa jornada, 7 victorias consecutivas, dos de ellas contra rivales directos ganando por la mínima contra el Almenara y con un resultado más amplio en casa del Onda, unido al triunfo por la mínima en Xilxes y el empate sin goles logrado en casa ante el Soneja jornadas anteriores, que a la postre sería más que importante, recuperamos el buen juego y la fe en nosotros.

Así llegamos a la ultima jornada y el calendario a priori creíamos que nos podía favorecer, ya que el Soneja que hasta el momento estaba ocupando la primera plaza desde la jornada 21, se enfrentaba a un gran equipo que ocupaba la tercera plaza como era el Onda y nosotros recibíamos al Burriana, que la primera vuelta en su campo nos empataron a tres pero ocupaba la novena plaza en la clasificación.

El partido entre Onda y Soneja una vez puesto nuestro horario sábado a las 9,15 lo pusieron al viernes a las 19 horas y tras comprobar que el resultado había sido favorable para los locales por 4-2, nos tocaba a nosotros afrontar nuestra “final”.

El móvil empezó a sonar, llamadas, wathsapp, anunciando por distintos frentes con ilusión que mañana teníamos una oportunidad que hasta ahora había sido un sueño, pero podía convertirse en realidad.

Seguramente muchos jugadores la noche previa al partido les costaría descansar, el entrenador directamente no pudo dormir, dándole vueltas a las palabras justas y necesarias que debían escuchar los jugadores para que la presión no les afectara pero que salieran activados a aprovechar la oportunidad que teníamos delante.

A partir de ahí estábamos en la obligación de poner el nombre del club en lo más alto, en una temporada complicada de transición general y nosotros teníamos que dar esa alegría que nos hacía falta a todos.

Tras la charla del míster los azules salieron al campo a intentar poner la bandera en la cima de la montaña, para dar cuenta quien había sido el primero en hacer cumbre, lógicamente queríamos ser nosotros y tras unos minutos de calentamiento el balón empezó a rodar.

Desde el principio salimos muy bien en todas las líneas, basando nuestra principal prioridad en el juego teniendo paciencia con el balón en los pies y estar bien posicionados para la presión a la hora de intentar recuperar el balón.

Pero tras un desajuste defensivo los visitantes se adelantan en el marcador en el minuto 5 y vienen unos momentos de  dudas, disipadas tan solo 4 minutos más tarde logrando el gol del empate obra del incombustible  Eric Solsona, aunque nosotros seguimos a lo nuestro sin prisas pero con circulaciones rápidas de balón tal y conforme lo habíamos preparado durante la semana. A partir de ahí en 5 minutos logramos anotar dos nuevos goles  anotados por Pablo Soriano y Josepascual Corbató que nos daban la tranquilidad que necesitábamos para afrontar el partido con más confianza si cabe.

La primera mitad fue de un dominio aplastante y a falta de dos minutos para el descanso, de nuevo JosePascual establece el 4-1.

El equipo va a vestuarios a refrescarse y se insta a seguir igual y no confiarnos, debíamos no bajar la intensidad y seguir jugando el balón aunque sin conceder ningún regalo defensivo que ellos pudieran aprovechar.

La segunda mitad dimos el relevo en la portería y Derek Miravet que había tenido unas pocas pero buenas intervenciones dejo su puesto a Pascual Alcaraz que nada pudo hacer tras una salida por abajo para evitar el segundo gol de los visitantes en el minuto 40 de partido subiera al marcador.

Tan solo nos bastó 3 minutos para seguir golpeando con un nuevo gol de nuevo obra de José Pascual Corbató.El juego del equipo estaba siendo bueno con una defensa muy seria donde Abel Sánchez y Carlos Vidal acompañaban al capi Joan Gutiérrez  y en el medio del campo tanto Marcos Crespo, Pascual Rubert y Adrian Ibáñez estaban inmensos en tareas de contención y creación de juego.

En el minuto 48 de nuevo Eric Solsona anotaba nuestro sexto gol y la superioridad local en todos los aspectos de juego era más que visible. Nuestros jugadores de banda Juanfran Corbató y Álvaro Treviño que vino a jugar a pesar de no estar en las mejores condiciones estaban siendo bastante incisivos y voluntariosos, ejerciendo las ayudas defensivas a la perfección.

En los minutos finales dos nuevos goles azules anotados por Pablo Soriano y Adrian Ibáñez ponían la guinda al pastel del partido y a la vez del campeonato.

El partido concluye con un resultado de 8-2 para el esportiu proclamándose Campeón de Liga en el último partido, en una temporada muy trabajada, sufrida y sobretodo nunca perdiendo la fe en ellos mismos.

Aunque en estas edades tempranas la formación siempre está por encima de la competición, ver la cara de los chavales en la consecución de una más que merecida liga después de luchar cada partido es más que satisfactorio para todos.

Agradecer al club por dejarme trabajar con este grupo de chavales con una sufrida afición en la que están todos sus familiares y que nos han apoyado siempre haciendo una buena piña, son muy grandes. A todos mis compañeros de club por los animos, consejos, interés y por cubrir algún que otro partido del equipo en el que no me he podido hacer cargo. A los Coordinadores y Presidente por confiar en mi labor. A mi familia, especialmente mi novia por tener esa paciencia conmigo y la mala noche que le he dado ya que no pude conciliar el sueño y sobre todo a mis jugadores que son lo más grande que hay y como siempre les he dicho son los mejores. También como no, agradecer el trabajo de los anteriores entrenadores de los jugadores, esto es fruto del trabajo de todos. Felicitar a nuestros rivales por su temporada y para aquellos que iban diciendo  que en el esportiu no se puede ganar, esto también va para ellos, 1, 2,3 ESPORTIU.

Publicat en Aleví D, Cròniques.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *