IMG-20151220-WA0009

Cadete b, jornada 10: Esportiu Vila-real 2- 6 Alt Maestrat promeses “A”

Tarde de futbol en la Ciudad Deportiva del Villarreal C.F donde recibíamos como locales al segundo clasificado de liga y queríamos competir el partido a pesar de la diferencia clasificatoria.
La idea del equipo fue muy similar a la del partido anterior en Vinaroz, basándose en la paciencia defensiva, no dejar muchos espacios atrás bien replegados cuando no tuviéramos la posesión y salidas rápidas cuando recuperáramos balón. Creíamos que jugando a tumba abierta podíamos dejar muchos espacios y los visitantes tenían unos jugadores ofensivos muy peligrosos que nos podían hacer mucho daño y no se lo teníamos que poner fácil.

El partido comenzó según lo previsto, los visitantes se adueñaron del balón muy pronto pero no veían situaciones claras para avanzar y tocaban y tocaban pero sin apenas profundizar, nosotros estábamos muy serios haciendo nuestro juego y ellos debido a su empuje vieron puerta en el minuto 22 estableciendo el 0-1 en el marcador. Los visitantes se las prometían muy felices pero nosotros en una de las pocas buenas jugadas elaboradas ofensivas tras un robo de balón lográbamos el empate obra de Víctor Sepúlveda en el minuto 27. A partir de ese momento los visitantes se empezaron a poner nerviosos y desde el banquillo los reproches eran constantes señal de que no le gustaba lo que estaba viendo sobre el campo ya que los locales estaban desarticulando a la perfección a todo un segundo clasificado. Con el empate a 1 llegamos al descanso con unas buenas sensaciones en los locales ya que veíamos que haciendo las cosas bien podíamos hacer daño al rival y debíamos seguir con la misma intensidad defensiva para no dejar jugar con comodidad a sus jugadores ofensivos.

Lógicamente el equipo que tiene menos la posesión es el que se cansa más y el míster insistió en que debíamos aguantar un poco más el balón conservándolo y haciendo que el rival también sufriera un poco de desgaste físico aparte del psicológico que conseguiríamos con forme fueran pasando los minutos y los nervios por la urgencia de llevarse el partido les pudiera pasar factura.
La segunda mitad los visitantes arriesgaron y modificaron su esquema táctico, poniendo una defensa de tres jugadores y nosotros debíamos buscar explotar un poco las bandas para hacerles daño.

La contención defensiva estaba siendo buena pero en el minuto 46 los visitantes consiguen el 1-2 y el partido se empieza a romper entrando en un intercambio de golpes de locura cuando en el minuto 52 consiguen el 1-3 y nosotros en el minuto 58 conseguimos meter un nuevo gol obra de Ferrán Vila poniendo el 2-3 en el marcador y cuando parecía que volvíamos a engancharnos al partido volvemos a encajar otro gol en el minuto 59 que ponía el 2-4 en el encuentro y se vería ampliado en el 65 cuando los locales habían notado un sensible bajón físico y de intensidad encajando un nuevo gol, el 2-5 era un resultado muy amplio para lo bien que habíamos competido el partido pero cuando juegas contra buenos equipos cuando bajas un poco la guardia te caen golpes continuos y es lo que nos sucedió.
El broche final para los visitantes fue en el minuto 79 faltando un minuto para la conclusión cuando su máximo goleador en jugada personal se fue con mucha facilidad de cuatro jugadores que salieron a su paso anotando el 2-6 con el que finalizaba el encuentro.

Hay que ensalzar el gran trabajo del equipo hasta que duró la gasolina, la actitud fue la correcta y el esfuerzo visible, pero es una pena después de haber dado una muy buena imagen durante la mayor parte del partido que te metan tantos goles con tanta facilidad, que aunque sea exagerado el resultado con lo visto durante el partido desmaquilla un poco la imagen del equipo para alguien que no hubiera presenciado el encuentro. Seguiremos trabajando para no quedarnos sin gasolina faltando aún vueltas para que termine la carrera ya que todo el esfuerzo no se puede tirar al traste por unos minutos de bajada de brazos general.
A pesar de eso el míster está muy contento con sus guerreros que intentan llevar a cabo las ideas y planteamientos poniéndolos a la práctica de la mejor forma posible. Estoy muy orgulloso de este grupo a pesar de cualquier clasificación en la que podamos estar en esta dura y difícil liga. Seguiremos luchando el año que viene por seguir creciendo como equipo y evolucionar tanto deportivamente como en lo personal, reconduciendo cualquier situación para el bien del equipo. Agradecer a la afición (padres, abuelos, hermanos,..) por estar al lado del equipo siempre y por el detalle que han tenido hacia mi persona haciéndome ver que están contentos en líneas generales con mi trabajo con el equipo, cosa que me da energía para seguir aún con más ganas si cabe para afrontar el año que viene con más fuerza para seguir aportando al crecimiento del equipo en todos los aspectos. Muchas gracias a tod@s y Felices fiestas, 1, 2,3 Esportiu.

Publicat en Cadet B, Cròniques.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *